domingo, 28 de junio de 2015

The Beltesassar List (CI): Intermission in the third dimension (2003) Don Hertzfeldt















Como todos los domingos, continúo mi con revisión de la lista de cortos animados realizada por el misterioso profesor Beltesassar. Esta vez ha llegado el turno a Intermission in the third Dimension (Intermedio en la tercera dimensión), corto realizado en 2003 por el animador norteamericano Don Hertzfeldt.

En la obra de Hertzfeldt, Intermission es un encargo, aunque no al modo tradicional. A principios de este siglo, él y Mike Judge, creador de Beavis & Butthead, deciden impulsar una compilación de cortos animados contemporáneos, The Animation Show, que se proyectará a lo largo y ancho de los EEUU, llegando a conocer tres ediciones distintas. Para la primera, Hertzfeld creó tres cortos nuevos, que serán proyectados respectivamente como presentación, intermedio y conclusión del programa. Intermission, obviamente, es el segundo de ellos.

Por aquel entonces, Hertzfeld ya era un creador conocido en los ambientes indie y alternativos de la cinematografía americana, habiendo concluido la que para mí es su primera obra maestra, Rejected (2000). Su carrera daría un giro inesperado con sus siguientes cortos, más profundos y complejos, tanto técnica como temáticamente; pero lo importante aquí es que cuando Hertzfeldt rueda Intermission, su obra se asocia con un humor irreverente, cuando no brutal y despiadado, además de una renuncia explícita a todo refinamiento y perfección técnico, en negativa consciente tanto del estilo Disney como de la animación por ordenador, erigida ya en la única posible.

Esos dos rasgos de estilo, tosquedad e insolencia rayanas en el cinismo, cuando no el nihilismo, con comunes a buena parte de la animación norteamericana reciente. En demasiados casos, esas características no son otra cosa que un engaño comercial que oculta un inmenso vacío espiritual y arístico. No así en el caso de Hertzfeldt quien sabe llevar al extremo los angostos límites técnicos que se ha impuesto, para romperlos y hallar nuevas vías, mientras que su humor descerebrado acaba tornándose existencial y trascendente.

Intermission, a caballo entre las dos etapas que por ahora componen su trayectoria fílmica, es un buen ejemplo de estas afortunadas contradicciones. Lo que se propone como una parodia intrascendente del fenómeno 3D, ese  "¡In 3D" cuya mención es semejante a un ¡Abrete Sésamo! que nos franqueara paso a la cueva de los cuarenta ladrones, se transforma paulatinamente en un ejercicio de estilo, de experimentación con la forma y la representación que pone en tela de juicio la realidad y la seguridad de nuestras percepciones... sin dejar en ningún instante de ser hilarante.

No les entretengo más. Como siempre les pego aquí el corto, bueno, en realidad los tres cortos, Welcome to the Show, Intermission in the third dimension and The End of the Show. Disfrútenlos como se merecen, pero no olviden que bajo su ligereza se esconde la mano de un maestro, hecho confirmado por la evolución posterior de Hertzfeldt, de quien mucho he hablado ya en este blog y de quien espero seguir haciéndolo