domingo, 9 de junio de 2013

The Beltesassar List (IV): Bunny (1989) Chris Wedge











En mi revisión semanal de los recopilatorios de Beltesassar le ha llegado el turno a Bunny realizado en 1989 por Chris Wedge. Este corto ganaría el Oscar al mejor corto de ese año y más tarde, Wedge se haría famosos al mando de su productora Blue Skies, responsable de éxitos como las diferentes Ice Age o la más reciente Epic.

¿Por donde empezar, entonces?

Los pocos que sigan este blog sabrán de mis reticencias acerca de la animación 3D. Para mí esta forma presenta aún dos problemas principales. Por una parte, su estado permanente de tecnología en construcción que provoca que los grandes avances de una temporada, esos que ponen patas arriba el universo, parezcan anticuados y primitivos el año siguiente, sin olvidar que esa busqueda permanente de nuevos retos técnicos parece cegar a sus participantes sobre la existencia de otros caminos que no sean la reproducción fotográfica de la realidad. Es precisamente ese fotorealismo ansiado, que equivocadamente se supone consustancial a la 3D, el que para mí consituye el peor de sus defectos, ya que una vez alcanzado todos los intentos anteriores se tornarán hueros y la técnica se habrá revelado un callejón sin salida, ya que no quedará nada por hacer.

Sé que esta no es la opinión del público y la mayoría de la crítica - esa que ha descubierto repentinamente que la animación existe. Por otra parte, sé también que hay otros creadores que están utilizando la 3D y los CGI de una forma no fotorrealista, como es el caso del inclasificable Cyriak, pero ése no es el tipo de animación que se está promoviendo y haciendo visible, parcialidad de la que son responsables tanto la industria como la crítica especializada que presume de su influencia.

Podría pensarse que el hecho de que el corto haya recibido un Oscar podría ser una especie de marchamo de calidad, pero honestamente, si ya sabemos que estos premios tienen una fuerte componente comercial - lo cual no ha evitado que de vez en cuando salte la liebre - mi seguimiento reciente de como se componen las listas de prenominados y nominados me ha desengañado definitivamente. Demasiados grandes cortos se quedan fuera, por no coincidir con esa impresión falsa de lo que debe ser la animación - bien infantil, bien 3D - y con demasiada frecuencia acaba siendo concedido a mastodontes empresiarales, como Disney o Pixzar, que en realidad no tienen necesidad de ellos para substitir, excepto para eliminar de la memoria del aficionado todo lo que no sean ellos, construyendo una falsa historia de la animación que demasiados aceptan como dogma.

Bunny, por tanto, se constituye como un típico corto destinado a ganar el Oscar. Realizado en 3D, el juguete tecnológico por excelencia y concebido como una demo del estado del arte en 1988, observense los difuminados de las alas de la polilla, pero que visto ahora no puede ocultar sus defectos, como la apariencia de tela de las alas de esa polilla o, en un momento posterior, las gotas de agua que parecen canicas. Únase a esto una aparente historia humana que acaba con un rayo de esperanza, por muy ridícula y forzada que esa excusa narrativa pueda ser, y se tendrán todos los ingredientes que pueden hacer tilín a la academia: 3D, historia "seria", sentimentalismo azucarado.Receta que no puede ocultar que nos encontramos ante la encarnación del peor tipo de corto, los que básicamente son un chiste o una anécdota alargada, sin ninguno soporte interior.

Llegados aquí, les tengo que confesar que me ha costado demasiado escribir esta reseña. No soy de los que tienen como bandera hacer astillas de los árboles, ya sean caidos o no, y hubiera preferido redactar una de mis habituales cartas de amor. En fin, quizás el corto no sea tan malo, así que aquí se lo pego, para que juzguen por sí mismos.



Bunny - Blue Sky Chris Wedge (1998) Oscar Short... por andybe29