domingo, 20 de mayo de 2012

100 AS (XCI): Great (1975) Bob Godfrey












Como todos los domingos, toca revisar un corto de la lista de 100 mejores recopilada por el festival de Annecy hace ya unos cuantos años. En esta ocasión el turno es para a Great, realizado por Bob Godfrey en 1976.

Si hablamos de animadores británicos de los años 60, hay tres nombres que vienen a la cabeza de todos, Terry Gilliam, Richard Williams y Bob Godfrey. Gilliam es más que famoso por sus cut-out para los Monty Phyton, en los que utilizaba recortes de grabados victorianos para crear elaboradísimas parodias donde el absurdo campaba por sus respetos. Desgraciadamente para la animación fue uno de los grandes nombres que dio el salto al largometraje de imagen real, en cuyos laberintos se perdió definitiva y paulatinamente, a pesar de haber dejado unas cuantas obras que muestran a un autor personal, capaz de crear un mundo propio y distinto. Williams y Godfrey no dieron ese salto y continuaron toda su carrera en el mundo de la animación, figurando sus nombres entre los muchos que parieron esa excepción llamada Yellow Submarine, que pondría patas arriba el mundo de la animación, al llevar a la pantalla los delirios psicodélicos de la década prodigiosa.

Desde ese momento sus trayectorias se separarían definitivamente. De los dos, Williams está considerado como el más capaz técnicamente, ejemplo y maestro para muchas generaciones de animadores tradicionales (lo que se llamaría ahora 2D) hasta la revolución desencadenada por el ordenador hacia el años 2000. Desgraciadamente, Williams se embarcaría en la producción de su largo animado, The Thief and the Cobbler, que tras décadas de trabajo nunca llegó a complertarse, acabando por perder los derechos sobre la obra que fuere remontada y masacrada por la Warner en varias obras bastardas.


Este fracaso alargado durante toda una vida, similar al de Jacques Prevert, ha causado que la figura de Williams sea recordad más como la de promotor, teórico e inspirador que por su auténtico trabajo. Ese puesto, el del autor cuya obra es degustada una y otra vez por los aficionados ha quedado reservado a Bob Godfrey, a pesar de que técnicamente no llegué a la perfección técnica de su colega, lo cual queda compensado por sus aptitudes para la comedia, la parodia y la ironía, que hacen como digo, más atractiva su obra para la mayor parte de los aficionados, yo incluido.

Great, la biografía animada del ingenerio británico del XIX, Isenbard Kingdom Brunnel, puede ser la obra maestra de Godfrey. En ella queda de manifiesto su versatilidad, puesto que es capaz de mezclar sin que lleguen a notarse las costuras, las más dispares formas de animación, desde animación tradicional pura a imagen real, junto con cut-out y rotoscopiado, lo cual está al alcance de muy pocos animadores, como pueden imaginarse.

No obstante, el interés del corto no se queda en un mero reto técnico, sino que al tratarse de una mirada retrospectiva a un mundo, el de la inglaterra victoria, ya demasiado lejano en el tiempo, y cuyas glorias empiezan a parecer algo ridículas (si ya era así en 1975 imagínense ahora en 2012). Godfrey toma prestados los modos de la comedia musical, alternando secciones habladas con cantadas, y optando por una animación que en todo instante busca ser divertida y desenfada, aunque sin renunciar a una mirada irónica que en ciertos aspectos recuerda a la de su contemporáneo Gilliam.

Así, el corto se convierte en una auténtica delicia que funciona a más de un nivel , visual y narrativo, y que con inmensa elegancia sabe transitar, sin que chirríe, de la mirada irónica a un mundo demasiado convencido de su propia importancia, a una alabanza del espíritu pionero de aquellos que inventaron el concepto de progreso y año a tras año literalmente cambiaban el mundo con sus invenciones.

Como siempre les dejo con el corto, para que lo disfruten.. Desgraciadamente, la versión que corre por la Internet no tiene subtítulos y el inglés del corto utiliza las suficientes variantes dialectales para que pueda ser ininteligible en más de una ocasión. Por otra parte, la versión de YouTube ha sido retirada por una protesta del propio Godfrey (espero que sea porque nos vayan a obsequiar con un DVD de sus obras) así que lo que les pongo aquí viene de un servidor chino. Utilícenlo con la prudencia habituales.