domingo, 17 de julio de 2011

100 AS (LXIIb): Mori no densetsu (1987) Tezaku Osamu













Es domingo y por tanto toca revisión de la lista de mejores cortos animados que recopilará hace unos años el festival de Annecy. Los que sigan este blog sabrán también que de vez cuando salto a una lista b, la de la recopilación no oficial de los cortos que corre por esas internets de dios, en la que se han substituido algunos cortos difíciles de encontrar por otros no menos importantes. En esta ocasión, y  dada la debacle del domingo pasado, es el turno de Mori no Densetsu, realizado en 1987 por el estudio de Osamu Tezaku, nombre más que famoso, y del que ya han aparecido un par de cortos en esta misma lista.

En primer lugar, hay que señalar que La Leyenda del Bosque, traducción del nombre original japonés, no iba a ser un corto, sino un largometraje completo, que quedo inacabado a la muerte del mangaka japonés, reducido a dos de los cuatro episodios que iban a componerlo. En si, la película iba a constutuir un nuevo intento en uno de los motivos recurrentes de la historia de la animación, la ilustración en imágenes de una obra musical, en este caso, la cuarta sinfonía de Tchaikovski, utilizada para acompañar otra de las constantes temáticas de la animación, la destrucción a manos humanas de un ambiente natural, el bosque que da título a la obra, y la lucha de sus habitantes contra este destino.

Dicho así, supongo que más de un lector habrá dado un respingo. Ese tema ha servido para dar más de una obra olvidable, simplista y cargada de buenas intenciones, con evidentes resonancias Disneyianas, tanto temática como sentimentalmente. No obstante, estamos hablando de Tezuka, y cualquier lector familiarizado con su obra sabe que el mangaka japonés conoce perfectamente la naturaleza humana, sus cumbres y sus abismos, y que no tiene miedo de representarla en toda su crudeza, de manera que la muerte y la desesperación que ésta provoca en los supervivientes es una conclusión inevitable de las historias contadas... y precisamente lo que las hace resonar con más fuerza.

No obstante, esto no es lo más importante. Lo realmente maravilloso de esta película, al menos de su primer episodio, es que Tezuka conoce perfectamente la historia de la animación y que no tiene miedo, en una obra comercial como ésta, de contárnosla al mismo tiempo que narra su historia principal. Parece difícil de entender, pero es lo que he intentado ilustrar con la capturas, simplemente que Tezuka va variando el estilo con el que se representa la historia, de forma que se ajuste con diferentes épocas, artistas y personajes de la historia de la animación  e ilustre su evolución completa, desde los dibujos aislados y los kinetoscopios, hasta la edad dorada de la animación USA, un camino en el que el maestro japonés nos muestra claramente cuales son su influencias, su habilidad a la hora de utilizar estilos tan dispares, pero, sobre todo, la inmensa riqueza de esta historia animada, completamente desconocida para la mayoría de los aficionados al cine.


Y como siempre aquí les dejo con el "corto". No se preocupen por subttitulos ya que no hay otro sonido que no sea el de la música de Tchaikovski, mientras que Tezuka, siguiendo las tradiciones del mejor cine mudo, sabe dotar a sus personajes de la suficiente expresividad para que podamos leer sus pensamientos.

Lo único que esta vez tendrán que pulsar en el enlace que adjunto http://www.jogyjogy.com/watch.php?id=1af1b , ya que no se encontraba en los lugares de constumbre.