domingo, 5 de junio de 2016

La lista de Beltesassar (CXXXV): Lumaaq, an Esquimo Legend (1975) Co Hoedeman






















Como todos los domingos, continúo mi con revisión de la lista de cortos animados realizada por el misterioso profesor Beltesassar. Esta vez ha llegado el turno de Lumaaq, an Esquimo Legend (Lumaaq, una leyenda de los esquimales), corto realizado en 1975 por el animador holandés Co Hoedeman pora la NFB del Canadá.
 Ya les he hablado largo y tendido del fructífero mecenazgo que la NFB ha realizado en el mundo de la animación, así que no insistiré en ello. Sí les indicaré que a lo largo de los años, debido a los recortes varios que han afectado a todas las instituciones  públicas de Occidente, su labor protectora se ha atenuado bastante, desluciendo el brillo de sus producciones, arrebatándole el carácter de motor  y ejemplo de la animación artística que tenía en  Occidente. Desgraciadamente, no es algo que yo vaya a poder arreglar desde mi blog, así que más me vale resignarme, más aun cuando se trata de un fenómeno global, en el que poco a poco se van cerrando las pocas fuentes de financiación pública destinadas a las artes.

Volviendo a Co Hoedeaman, su obra está indisociablemente unida a la NFB, de la que formó parte de su personal estable hasta mediados de la década pasada. Dentro de esta institución se convirtió en uno de los grandes maestros de la animación fotograma a fotograma en su variante de muñecos, aunque no le hizo ascos a desviarse a otros experimentos, como la animación con arena de The Sand Castle (1977), que ya comentamos en las reseñas de la lista de Annecy. Lumaaq es otra de sus desviaciones estéticas, en donde utiliza la variante de recortes de la stop-motion, dentro de un projecto de varios cortos, algunos incluso de imagen real, que buscan ilustrar leyendas del pueblo Inuit.

Hasta aquí los datos, ahora las opiniones. Debo decirles que el corto me ha desconcertado, cuando no disgustado. Se debe a que la narración de la historia se realiza por entero en idioma Inuit, en un claro ejemplo de compromiso con ese pueblo, pero las versiones digitales que encontrado vienen sin subtítulos, incluso cuando todas ellas proceden de una emisión de la RAI. ¿Era así en origen? No lo sé, porque este corto no figura entre los publicados por el nodo de la NFB, pero la consecuencia es que no he conseguido enterarme de la historia que narra el corto, cuya secuencia de acontecimientos me parece deslavazada y desconectada, culminando en un final abrupto y aparentemente prematuro.
Claramente, Hoedeman no intenta ilustrar en imágenes la leyenda a la que apunta el título. Lo que está haciendo es mostrar la vida cotidiana de los Inuits, siguiendo ese ejercicio de autenticidad que le lleva a utilizar su idioma y a inspirarse en su arte popular. Por encima y acompañando estas imágenes de la caza, la pesca y las dificultades de habitar en las regiones polares, me temo que los personajes deben estar contándose la susodicha leyenda, cuyo relato influye en sus acciones y reacciones, explicadas por esa base narrativa. En su ausencia, sin embargo, lo que queda es una serie de imágenes desconectadas, arbitrarias, de las que es imposible deducir nada y que tampoco destacan por su belleza o pericia técnica.

Así que desgraciadamente poco les puedo contar del corto, ni para bien ni para mal. Aunque me he sentido defraudado, cargar contra él sería injusto, ya que me temo la barrera idiomática me está impidiendo disfrutarlo por entero. Por el contrario, alabarlo sólo porque es de Hoedeman y de la NFB sería una impostura que no puedo mantener.

Así que, como todas las semanas, aquí les dejo el corto. Sólo que esta vez se quedan Uds, solos, sin que pueda guiarles ni acompañarles