domingo, 7 de octubre de 2007

Show courage

Estaba uno viendo Loveless, una serie extraña, por sus fondos de acuarela y sus colores aguados y desvaídos. Una serie la presencia de orejas animales en la cabeza de un protagonista, o mejor, la ausencia de ese rasgo visible indica que se ha atravesado uno de esos ritos de paso imprescindibles para la maduración personal.







y sin saber porqué, al ver estas escenas, he venido a acordarme de cierta melodía del Carmina Burana, que venía a decir


Exit diluculo
rustica puella
cum grege, cum baculo
cum lana novella.

Sunt in grege parvulo
ovis et asella
vitula cum vitulo
caper et capella

Conspexit in cespite
scolarem sedere
"Quid tu facis, domine?
veni mecum ludere"

o traducido

Salía al amanecer
una niña campesina
con el rebaño, con el báculo
con lana nueva.

Había en su pequeño rebaño
una oveja y un burro
una vaca y un toro
un chivo y una cabra

Vio a un estudiante
sentado en la hierba
"¿Que hacéis, señor?
Venid a jugar conmigo"