sábado, 4 de agosto de 2007

Arabesques

Hay una diferencia esencial entre el cómic occidental y el manga, como se puede ver en este escaneado.

¿No lo ven? Por dar una pista, se refiere a la composición de página.









¿Siguen sin verlo? Quizás ahora esté más claro.

Efectivamente, en el manga son muy frecuentes composiciones de este tipo, donde la vista puede recorrer todas las viñetas de una sola vez, describiendo un arabesco, mientras que en el cómic occidental hay que ir saltando de fila en fila, debido a nuestro hábito de escritura y lectura.

Unas composiciones que tienden a considerar la página como un todoorgánico y que se realizan de forma natural, casi rutinaria, mientras que en nuestro ambiente es mucho menos frecuente esa interralación entre viñetas.

Una interrelación que en los maestros llega a producir un efecto similar al del encabalgamiento en la poesía, es decir, que si en la poesía la frase se parte entre dos versos, y tiene distinto significado según consideremos sólo el primero o los dos a la vez, asímismo en el cómic hay quien realiza encabalgamiento entre hojas, de manera que quede todo preparado en la última viñeta de una página y el significado de lo que allí vemos cambie completamente al dar la vuelta a la página.

Pero ejemplos de esto quedan para otra ocasión.

Nota: Este post queda dedicado a cierto lector que me linka en foros de por ahí, cosa que, como bien sabe, yo le agradezco.