miércoles, 1 de julio de 2009

Every Path is Open







Tenía la intención de escribir una entrada sobre el impresionante omnibus de animación Genius Party Beyond realizado por el estudio de anime 4ºC, pero creo que todo esta dicho ya, y mucho mejor de lo que yo nunca podría hacer, en esta interesantísima entrada de un no menos fascinante blog, Anipages Daily que ocupa un lugar de honor entre mis lecturas diarias.

O como decía en otro ambiente, cada día me siento más orgulloso, aunque orgulloso no es la palabra, sería mejor utilizar el término satisfecho, contento, reconfortado por haberme aficionado a una forma en la que todos los caminos aún están abiertos y lo mejor aún está por llegar.

Y no, no me estoy refiriendo a la illustrated radio que tan de moda está en todas las televisiones, donde el gusto distintivo es un supuesto descaro y rebeldía social (¿como es entonces que esas producciones tan subversivas sean producidas por una televisión fuertemente retrógrada y conservadora como es el caso de la Fox), ni a las producciones 3D que son admiradas por aquellos que no gustan habitualmente de la animación, sólo porque se están haciendo indistinguibles de las películas de acción real y, por tanto, ofrecen aquello mismo a lo que el público está aconstumbrado.

Me refiero a productos como está película, donde las nuevas tecnologías, el ordenador y los CGI, son reclutados para crear un producto completamente nuevo pero que en ningún momento puede confundirse con la realidad creada, sino que es siempre una realidad recreada y reconstruida que sólo puede existir en el marco de la animación, pero que es capaz de transportarnos a mundos y sentimientos insospechados.

Y todo eso en una película de la que los popes críticos, esos que ven todo, opinan de todo y creen marcar las tendencias, cuando ellos mismos están atrapados en una corriente que los arrastra, no tendrán conocimiento de su existencia y de la que apenas se hablara, ni siquiera en los foros supuestamente destinados a ellos.

Un silencio y un olvido que no por ello impide que este omnibus de animación sea una obra maestra. La auténtica obra total en sus sentido primigenio (Gesamtkunstwerk) donde las diferentes artes se funden y confunden hasta producir un único todo armónico.