domingo, 10 de febrero de 2008

Transfigurations


...o por decirlo de otra manera...



...o por que quede más claro...

sentárase al pie de un roble
el más alto que allí había
el troncón tenía de oro
las ramas de plata fina;
levantando más los ojos
vio cosa de maravilla
en la más altita rama
viera estar una infantina;
cabellos de su cabeza
con peine de oro partía,
y del lado que los parte
toda la rama cubría;
la luz de sus claros ojos
todo el monte esclarecía.
- No te espantes, caballero
ni tengas tamaña grima.

o por que no quede ninguna duda, Griegos y Romanos, si se adentraban en el monte podían encontrarse con el cortejo de la fogosa Artemisa, o las náyades que habitaban en arroyos, o las ninfas que poblaban los bosques.

Nosotros, los modernos, ya no tenemos ese privilegio.